Lansberg·Gersick & Associates
Advising the world's leading family enterprises
lga_banner_circles_rightsideB.png

fase iii: Seguimiento y Nuevas Iniciativas

Soporte a las empresas familiares en el largo plazo

Ninguna intervención vinculada a temas de gobernanza constituye una solución permanente.

Las familias y las empresas están en constante evolución, y cada cambio trae aparejado nuevos desafíos. Es normal que una familia, luego de un intenso esfuerzo realizado durante las Fases I y II, se tome un tiempo para relajarse y consolidar sus logros . Sin embargo, es fundamental efectuar un seguimiento al impacto (planeado o no planeado) que han causado los cambios implementados, , así cómo de cada esfuerzo de continuidad; y realizar los ajustes necesarios para perfeccionar los nuevos diseños de funcionamiento.

Lo que distingue nuestro trabajo en la Fase III es el peso que otorgamos a la historia y la experiencia. En LGA nos basamos en las estructuras, políticas y procesos que han emergido durante las Fases I y II; y el foco pasa a posicionarse al mantenimiento, la remodelación y el rediseño, según sea necesario.

Por ejemplo, algunos criterios de calificación para roles importantes de liderazgo y participación podrían resultar demasiado simples, lo que resultaría en demasiados candidatos posibles; mientras que otros quizás sean demasiado exigentes y específicos, lo que llevaría a pocos candidatos identificados. Por lo general, un Consejo Familiar tarda un año o más en comenzar a funcionar, generar rutinas y empezar a responder adecuadamente a las necesidades de la familia. La creación y fortalecimiento de una Junta Directiva es casi siempre un proceso que lleva varios años.

El motor de cambio en una empresa familiar es el inexorable paso del tiempo.

De manera invariable, la generación que diseñó y gestionó el primer sistema de gobernanza termina siguiendo su camino fuera de la empresa y los familiares de las generaciones subsiguientes se van incorporando gradualmente a la estructura existente. Estos individuos que no estuvieron presentes desde el comienzo, necesitan sentir como suyo el sistema de gobernanza. Frecuentemente en LGA somos convocados para ayudar a rediseñar el sistema de gobernanza a fin de ajustarlo a las necesidades de la nueva generación de propietarios. Del mismo modo, también cambian las necesidades de la empresa. Muchos de nuestros clientes comenzaron como una sola empresa operativa que evolucionó hasta transformarse en una empresa global con múltiples divisiones que necesita nuevas estructuras de gobernanza integradoras, tales como un holding (o fideicomiso), y la gestión continua de múltiples niveles de juntas con diversos grados de autoridad. En estos momentos, generalmente nos involucramos para desenredar o dar un nuevo cuerpo a una arquitectura de gobernanza que creció orgánicamente en complejidad a través de los años y perdió efectividad.

Por último, una sucesión de liderazgo es un proceso que generalmente lleva de cinco a diez años, si la familia ha sido lo suficientemente proactiva como para comenzar al principio de las carreras de la generación de sucesores, y lo suficientemente afortunada como para no tener que enfrentar una transición hasta que ambas generaciones estén listas.

Al diseñar las tareas que corresponden a la Fase 3, el consultor o el equipo de consultores encargado se guiará por el ritmo y las preferencias de la familia cliente. Por lo común, volvemos al Consejo Familiar de forma anual, por varios años, para ayudar a planear y facilitar la Asamblea Familiar.

Con intervalos de entre tres y cinco años, se llevan a cabo evaluaciones de la Junta Directiva y actualizaciones de las evaluaciones de liderazgo. Durante la Fase 3, varias de nuestras familias clientes optan por contratar a su equipo consultor sobre la base de honorarios, lo que les garantiza acceso a sus consultores por una determinada cantidad de días por mes o por año.

Y es de sabios esperar lo inesperado.

Las familias y sus empresas están sujetas a desafíos repentinos e impredecibles. La familiaridad y confianza que se genera entre la familia y los asesores en las Fases 1 y 2 posibilita nuestra reinserción en esos momentos críticos.

Explore varios de nuestros servicios más conocidos en las 3 fases de nuestro trabajo con empresas familiares