Lansberg·Gersick & Associates
Advising the world's leading family enterprises

PROGRAMA DE ARRANQUE DE LA JUNTA

Aprovechar nuestra independencia y experticia

 

Es muy común que las empresas familiares no tengan realmente consciencia de cómo el diseño de su Junta puede ser optimizado y explotado de manera más productiva. 

Para muchos accionistas, dar poder de decisión a la Junta puede ser una tarea intimidante, y tiende a evitarse, aún cuando devenga en un deterioro del sistema empresarial. Muchos temen que alterar la composición de la Junta vigente puede modificar el equilibrio de poder entre los accionistas y desatar dinámicas familiares complejas. A otros les preocupa que al incorporar Consejeros de primera línea e independientes, disminuya la influencia y la importancia de los Directores de la familia e, innecesariamente, se ponga en riesgo la privacidad de la familia.

Muchas empresas familiares complejas van más allá de una Junta global: tienen todo un sistema de Directorios en cada una de las empresas productivas, que reportan finalmente a una cabeza que es la Sociedad Controladora. Alinear minuciosamente sus funciones, responsabilidades y autoridad, al tiempo que se extrae el máximo valor que pueden ofrecer a los accionistas y la empresa como un todo es, sin duda, una tarea delicada que es esencial para lograr una continuidad ordenada.

Nuestro Programa de involucramiento temprano en la Junta, conocido cómo "LGA Board Jumpstart initiative" implica la incorporación inmediata de un consultor LGA, que actuará como un "Director cuasi-independiente", que contará con la autorización y las destrezas necesarias para servir como el catalizador de un proceso de diseño del tablero estratégico. Esta asignación tiene un tiempo limitado desde el inicio, y durante su vigencia estará a cargo de estudiar el funcionamiento y la conformación actual del Consejo Directivo, teniendo como norte los objetivos más importantes para la continuidad de la familia y las necesidades estratégicas de la empresa. Nuestro consultor también trabaja para fortalecer la capacidad de los accionistas de la familia para trabajar eficazmente con los Consejeros independientes modelando desde el principio procesos para una participación estratégica constructiva.

Algunas de las actividades típicas liderados por el esta figura de Director de LGA pueden incluir:

  • El desarrollo y reconocimiento de una estrategia de la empresa, así como temas estratégicos clave,
  • Asegurar que la estrategia es una parte central de la agenda de la Junta,
  • Analizar las funciones y aptitudes necesarias para el funcionamiento efectivo de la Junta,
  • Desarrollar un catálogo de opciones para la Junta, así cómo perfiles deseados para los miembros independientes y de la familia,
  • Mentoría para el Presidente en torno a cómo fomentar el debate constructivo en las reuniones de la Junta,
  • Entrenamiento a Directores de la familia para darles a entender su papel en la Junta,
  • Asegurarse de que la Junta entienda su responsabilidad en torno al desarrollo ejecutivo y la sucesión del Presidente,
  • Entender la estructura actual de gobernanza, y posteriormente estudiar y probar alternativas,
  • Revisar el contenido y el calendario de las reuniones de la Junta, las funciones y procesos, así cómo las obligaciones de las Comisiones de la Junta,
  • Concentrarse en las finanzas y estrategia corporativas, incluyendo una comprensión estratégica de la cartera de negocios (por ejemplo: valor total, riesgo-beneficio, flujos de efectivo y las necesidades familiares de liquidez),
  • Definición de perfiles ideales de los miembros de la Junta, incluyendo cantidad necesaria y compensación.

Un componente valioso del programa es la capacidad de adaptar y experimentar prácticas antes de comprometerse plenamente a un curso más definitivo de acción. De esta manera, se facilita una mejor comprensión de las implicaciones de las opciones estudiadas, al tiempo que se construye confianza y se reducen los riesgos.

Se trata de una doble función. En primer lugar, el Director se integrará a la Junta para garantizar el acceso inmediato de la familia a los beneficios de tener un consejero externo; mientras que, en segundo lugar, el Director desempeña una función de asesoramiento y coaching, facilitación de debates y asistencia en la navegación a través de las múltiples decisiones y desafíos de implementación necesarios para acceder a la siguiente etapa.

A lo central del proceso, todo se trata de encontrar la mejor manera para la Junta de poder extraer el máximo valor de las múltiples habilidades intrínsecas al Grupo.

La asignación típica tendrá una duración de entre 18 a 24 meses . La duración será determinada, al final, por el grado de experimentación necesario, la frecuencia con la que se reúna la Junta y por la velocidad con la que Directores altamente cualificados puedan ser incorporados y demuestren su capacidad para trabajar en equipo. Es un proceso de aprendizaje en el que no se debe subestimar el valor de transitar ciclos repetitivos, para finalmente confirmar que los resultados son una Junta Directiva y un Gobierno Corporativo mucho más sólidos.

 

Contáctenos para conocer más acerca de este Programa