Lansberg·Gersick & Associates
Advising the world's leading family enterprises

Articulos

Articulos por LGA

Artículos de Opinión

Financiación de Emprendimientos Familiares

Por Fernanda Jaramillo, MBA

¿Cómo mantener el interés y participación de las nuevas generaciones en la empresa familiar a medida que la familia crece y se dispersa? ¿Cómo fomentar el espíritu emprendedor de los miembros de la familia, incluso de aquellos que están fuera del negocio? ¿Cómo puede la familia aprovechar el talento emprendedor de las nuevas generaciones para dinamizar el crecimiento del patrimonio familiar y de su know-how?

Muchas familias han adoptado la figura de Fondos de Emprendimiento para financiar proyectos de los miembros de la familia al mismo tiempo en que se benefician de ellos. Es importante comprender las oportunidades y los riesgos que representan estos vehículos y seguir mejores prácticas para aprovecharlos al máximo.

En línea con su principio de "totos en toto", la familia Mulliez (de origen Francés) lanzó CREADEV, un fondo que invierte en las ideas de negocio de los miembros de la familia. Esta familia, que se encuentra entre las más acaudaladas de Europa y que posee grandes empresas, incluido el retailer de alimentos Auchan, se ha beneficiado de muchas empresas financiadas de esta manera, incluidas varias empresas de alimentos vinculadas por redes de retail y de distribución. Los aspirantes a la creación de nuevos negocios en la familia deben obtener la aprobación de la asociación familiar para recibir fondos de CREADEV; una vez aprobados, se les proporciona apoyo financiero y asesoramiento formal y continuo.[1]

En general, los Fondos de Emprendimiento son fondos de inversión enfocados en financiar empresas pequeñas y medianas en etapa temprana y que tienen alto potencial de crecimiento - pero también alto riesgo. Como en el caso de la familia Mulliez, algunas empresas familiares a nivel mundial han comenzado a crear este tipo de fondos, utilizando excedentes de liquidez de las empresas o de los accionistas mismos, con el objetivo de financiar iniciativas empresariales de los miembros de la familia, especialmente aquellas que provengan de las nuevas generaciones. En términos generales, investigaciones indican que las empresas familiares son la mayor fuente de financiamiento para nuevos negocios en el mundo (a través de inversiones tanto formales como informales), incluidos las de sus propios miembros.[2] Dependiendo del tamaño y propósito del fondo, éste puede ser administrado internamente o puede tener su propia estructura de gestión y gobernanza. Este artículo analiza las oportunidades y los riesgos que representan los fondos de emprendimiento para las familias empresarias y brinda recomendaciones para ayudar a optimizar estos vehículos financieros de alto potencial.

Por qué los Fondos de Emprendimiento Familiar

El sueño de muchos fundadores de empresas familiares es mantener a la familia unida e involucrada en el negocio familiar a través de generaciones. Así, los hijos y nietos son criados bajo el entendimiento de que, una vez formados profesionalmente, podrán entrar a trabajar en la empresa familiar. De hecho, la mayoría de las familias empresarias se enfocan principalmente en el crecimiento y la protección del negocio principal, la "joya de la corona".

Paralelamente, llega un momento en el que la empresa misma no puede dar cabida a todos los interesados, e incluso en el que puede que no todos los miembros de la familia estén interesados en este tipo de empleo, en parte, debido al aumento en la dispersión geográfica de la familia al pasar de las generaciones. Sin embargo, siempre habrá miembros de la familia que lleven “en su sangre” el espíritu emprendedor de sus ancestros, incluyendo miembros de la siguiente generación, que deseen tener sus propias empresas. Estos jóvenes emprendedores con frecuencia tienen necesidades de capital, de recursos y de conocimientos, para poner en marcha sus proyectos. Un Fondo de Emprendimiento Familiar les puede proveer todo esto.

Tanto la empresa familiar como el emprendedor pueden beneficiarse de este tipo de fondo. A nivel familiar, se fomenta el espíritu empresarial de los jóvenes, apoyándoles en el desarrollo de sus iniciativas. Esto se traduce en mayor posibilidad de empleo para miembros de la familia -en número y diversidad- en las nuevas empresas que vayan surgiendo. Esto puede ser especialmente importante cuando hay pocas o ninguna oportunidad para que los miembros de la siguiente generación se unan al core business, como fue el caso de una familia empresarial centroamericana que posee una gran empresa agrícola e industrial en la región. En ella, un líder de la segunda generación estableció un fondo empresarial para la tercera generación con el fin de buscar empresas que brinden oportunidades de empleo adicionales y que aumenten la riqueza de la familia.

Además, cuando los empresarios financiados generan fuentes de crecimiento y creación de valor adicionales a la empresa familiar original, todos se benefician. Por ejemplo, la familia centroamericana mencionada anteriormente ha multiplicado el valor de su fondo de emprendimiento en pocos años. Finalmente, el aumento en conocimiento y capacidad, y el crecimiento de la red de los nuevos emprendedores beneficia al negocio principal en la medida en que estos miembros de las nuevas generaciones comiencen a desempeñar funciones de asesoría o roles de gobernanza.

Para los emprendedores, además de los beneficios obvios de crear su propia empresa, se amplían sus oportunidades para encajar su sueño individual en relación con la empresa familiar. Adicionalmente, los jóvenes creadores de negocios disfrutan de grandes beneficios educativos y experienciales en el proceso de incubación y lanzamiento de una nueva empresa, muchos de los cuales no se pueden obtener en un aula de clases. "Es como 10 veces lo que obtienen en un MBA", dijo el líder centroamericano señalado anteriormente.

Quizás lo más importante es que los fondos de emprendimiento familiar probablemente fortalezcan los vínculos emocionales dentro de las generaciones y entre ellas, junto con la motivación colectiva para promover el legado familiar, aumentando así las posibilidades de continuidad.

Conozca los Riesgos

Sin embargo, los Fondos de Emprendimiento Familiar tienen sus riesgos, tanto a nivel familiar como empresarial. Por un lado, la familia puede poner en riesgo recursos financieros importantes al financiar proyectos que finalmente fracasen. Por lo tanto, éstas deben evaluar cuidadosamente la viabilidad de los negocios propuestos antes de financiarlos, así como desarrollar políticas y lineamientos para evaluar el éxito de las iniciativas financiadas- y considerar las posibles consecuencias ante resultados negativos. La familia Mulliez, por ejemplo, recompensa el éxito, pero también requiere que los gestores de nuevos negocios pongan como garantía parte de sus acciones de la compañía familiar en caso de n resultar exitosa, como sucedió tras el fracaso de una empresa de comida rápida de uno de los miembros de esta familia.

Adicionalmente, la implementación de un fondo de emprendimiento puede resultar en la percepción de “ganadores y perdedores”; para una persona, un fracaso público ante la familia es diferente a comenzar un negocio por su cuenta y que éste no prospere. Además, puede causar conflictos dentro de la familia extendida: "¿Por qué mi proyecto fue rechazado pero el de mi primo fue financiado?", podría preguntar un miembro de la familia. Por otro lado, el fracaso de una inversión (probablemente debido a los riesgos inherentes de la etapa temprana de las empresas) no solo disminuye el valor para la empresa familiar, sino que también puede aumentar la tensión entre los miembros de la familia, especialmente si algunos consideraron que la iniciativa era arriesgada desde el principio. Finalmente, el éxito o el fracaso de las empresas individuales puede llevar a desigualdades significativas en la riqueza personal entre los empresarios y otros miembros de la familia, lo que, de nuevo, puede causar tensión y falta de armonía a corto y largo plazo.

Desde el punto de vista del negocio, estos fondos pueden generar conflictos de interés cuando un emprendimiento exitoso de un miembro de la familia se vuelve proveedor de la empresa familiar y desarrolla una dependencia económica de ésta para su supervivencia. Por ejemplo, un miembro de la siguiente generación de una empresa de retail de abarrotes puede desarrollar una empresa de alimentos especializados que se vende principalmente a través del canal del negocio familiar. En otros casos, se puede crear un conflicto de interés cuando el emprendimiento ingresa en una industria donde también opera la empresa familiar, convirtiéndose en competencia, causando tensión y potencialmente erosionando los rendimientos financieros del negocio original.

Adopte Mejores Prácticas

Con el fin de aprovechar las oportunidades que ofrece un Fondo de Emprendimiento Familiar y a la vez mitigar los riesgos que trae consigo, considere las siguientes recomendaciones:

Defina el propósito: Es primordial definir claramente el propósito del fondo desde el principio, con el fin de alinear todas las reglas, políticas y prácticas relacionadas con los intereses de la familia, los propietarios y la empresa. Por ejemplo, si el objetivo del fondo es aumentar el capital de la familia, puede ser recomendable que el fondo posea una participación mayor en nuevas empresas, de modo que el éxito impacte a todos los accionistas y no solo al empresario. Por otro lado, si el propósito principal del fondo es apoyar a los empresarios familiares, entonces debería contar con mecanismos de salida claros, de tal manera que permita liberar recursos financieros para futuras inversiones. Un propósito claro para el fondo también proporcionará pautas para las decisiones clave con respecto a la fuente de los fondos, la participación de la empresa o la familia en el gobierno, o las políticas para el uso de fondos corporativos para financiar estas empresas, entre otros.

Formule una Política de Inversión: El fondo debe contar con una política de inversión clara, que brinde transparencia a las partes interesadas e involucradas en los procesos. La política de inversión debe incluir, entre otras cosas, reglas con respecto a montos máximos de inversión, participación máxima del fondo en el emprendimiento, mecanismos de valoración y salida, participación del fondo en la gobernanza, y pautas sobre cómo una empresa financiada puede (o no puede) convertirse en un proveedor de la empresa familiar, junto con la forma en que se gestionaría esa relación comercial. Los riesgos asociados con el fracaso potencial de una empresa nueva hacen que se sugiera establecer un nivel bastante alto en cuanto a los criterios para prestar o invertir el dinero de la familia. La familia debe cumplir con estas reglas y políticas de manera consistente.

Promueva una Gobernanza Sensata: Es recomendable contar con un ente de gobernanza en el Fondo de Emprendimiento, tal como un Comité de Inversiones, preferiblemente con participación de personas externas independientes con experiencia en inversiones en etapa temprana. Este Comité debe ser responsable por llevar a cabo la debida diligencia y el análisis objetivo de cada una de las iniciativas propuestas, así como de proveer recomendaciones en cuanto a la aprobación / rechazo de las iniciativas, reduciendo de esta manera el riesgo de fracaso. Un proceso de evaluación de proyectos riguroso e imparcial que incluya una retroalimentación integral y profesional probablemente se convertirá en un mecanismo valioso de aprendizaje continuo para los empresarios.

Proporcione recursos de negocio: Las empresas inteligentes brindan a los aspirantes a emprendedores herramientas de negocios y otros recursos para ayudarlos a preparar el modelo y plan de negocio, y su presentación al Comité de Inversiones, al mismo tiempo en que brindan apoyo continuo a las empresas financiadas. Esto podría incluir capacitación en finanzas empresariales y acceso a mentores (tales como líderes de la empresa o miembros independientes de la Junta Directiva) y a otros contactos clave, para aumentar la calidad de las propuestas y las habilidades empresariales, buscando el éxito futuro. Por ejemplo, la familia Mulliez ofrece un programa de aprendizaje con un plan de estudios interno personalizado para los aspirantes a empresarios, en lugar de financiar los títulos de las mejores escuelas de negocios. El plan de estudios incluye estudios en finanzas y derecho, con una buena dosis de experiencia práctica en las empresas de la familia, según lo establecen los valores y la cultura de la familia.

Use financiamiento estratégico: Para proteger los activos del fondo, algunas familias apoyan estos emprendimientos empresariales a través de préstamos en lugar de hacerlo a través de inversiones directas. Estas decisiones deben ser tomadas con cuidado, haciendo análisis independientes, pues si bien es cierto que el apoyo basado en préstamos protege a la familia del riesgo de pérdidas de inversión, también transfiere el riesgo al joven empresario y limita el potencial de creación de valor compartido.

Establezca expectativas realistas: Por último, pero de gran importancia, está el hacer que la familia comprenda que un alto porcentaje de empresas financiadas fracasará, como es natural en negocios en etapa temprana. El éxito de un Fondo de Emprendimiento viene del balance positivo entre las inversiones exitosas y las no exitosas. La familia debe estar preparada para manejar tales fracasos sin reprochar ni aislar al empresario, al mismo tiempo que debe aplicar las consecuencias acordadas, como forma de generar aprendizaje y mejora, en lugar de imponer un castigo.

 En resumen, un Fondo de Emprendimiento Familiar es una manera clara y práctica de formalizar el compromiso de la familia para financiar las ideas de negocios de la siguiente generación. Aunque por supuesto, existen riesgos para dichos fondos, como se ha mencionado, los beneficios potenciales son bastantes y significativos, incluido el fortalecimiento del patrimonio, de las capacidades y de las relaciones familiares. Considere la perspectiva y mejores prácticas mencionadas en este artículo para sacar el máximo provecho de un Fondo de Emprendimiento en su empresa familiar.

[1] Yann Cornil, Robert Crawford, and Morten Bennedsen, “The Mulliez Family Venture,” INSEAD Case INS962, 2015

[2] Robert Nason, “Shift Your Gears, Intrapreneurship,” Video Clip, Business Families Foundation, https://businessfamilies.org /en/education/p-the-future-of-family-business/ (accessed October 30, 2018).